Charlène de Mónaco

Así es la clínica de lujo en la que Charlène permanece ingresada

La princesa de Mónaco se encuentra internada en Suiza.
sábado, 27 de noviembre de 2021 · 10:06

Todos esperaban el regreso de Charlène a Mónaco para que se hiciera cargo de la agenda oficial. Sin embargo, la princesa aún padece las secuelas físicas y psicológicas que le dejó la infección de garganta por la que permaneció tanto tiempo lejos del principado.

Charlène de Mónaco. Fuente: (Twitter)

El príncipe Alberto confirmó que la princesa “está mejor, pero todavía necesita descanso y paz”. Para su recuperación Charlène se ha internado en uno de los centros médicos más exclusivos del mundo: Paracelsus Revocery. El lujoso centro en el que permanecerá por un tiempo, ofrece una variedad de tratamientos que tiene como objetivo tratar problemas de adicciones, trastornos alimenticios y problemas de salud mental, como la ansiedad o la depresión.

Paracelsus Recovery. Fuente: (Paracelsus Recovery)

Se espera que en su paso por la clínica, Charlène pueda recuperarse completamente. Los tratamientos a los que se someterá la princesa alcanzan los 95.000 euros por siete días. Sin embargo, hay otros que llegan a los 350.000 euros al mes. El príncipe Alberto dejó claro que la princesa no sufre una enfermedad incurable y que tampoco se trata de un problema de pareja: “Nuestra pareja no está para nada en peligro, quiero ser claro sobre esto. Se trata de las consecuencias de todas las operaciones que ha sufrido en los últimos meses”, afirmó el monarca.

Príncipe Alberto: "dejadla tranquila". Fuente: (Twitter)

La residencia de lujo privada cuenta con toda la infraestructura médica necesaria y está ubicada frente al lago Zúrich, donde podrán recibir visitas de sus familiares. Alberto de Mónaco suplicó a la prensa dejar a Charlène en paz por un tiempo mientras se recupera: "Decidimos juntos, con nuestra familia cercana, que lo mejor era que pudiera descansar tranquilamente, fuera de Mónaco, en el extranjero, por razones evidentes de discreción y comodidad. Es necesario que todo el mundo lo entienda. Lo digo amablemente: Dejadla tranquila. Dejadnos tranquilos un tiempo".

Otras Noticias