Carmen Borrego

Carmen Borrego vive su peor momento por culpa de Kiko Hernández

La colaboradora se ha visto afectada por el enfado de su compañero.
miércoles, 22 de diciembre de 2021 · 17:17

Carmen Borrego ha protagonizado uno de los momentos más difíciles de su carrera televisiva. Lo que había comenzado como una discusión más entre la colaboradora y Kiko Hernández, terminó transformándose casi en un ataque de ansiedad que ha requerido de la ayuda de sus compañeros y compañeras para contenerlo

Carmen no ha podido contener la situación. Fuente: (Telecinco)

Todo comenzó después de que se diera a conocer que habían aparecido fotos y documentos privados de María Teresa Campos tirados en un descampado. De inmediato Carmen acusó a la empresa de mudanzas, que se había encargado de trasladar las pertenencias de la periodista a su nuevo hogar.  "Si esto es verdad, las personas que hicieron la mudanza tendrán que responder de ello. Sabéis perfectamente que los documentos no se pueden tirar", afirmaba.

La colaboradora intentaba dar sus explicaciones. Fuente: (Telecinco)

Si bien parecía que no había mayores problemas por esta declaración, al otro día Kiko Hernández montó en cólera y abandonó el piso. Sucede que la empresa encargada del traslado es propiedad de un íntimo amigo suyo, que al escuchar que habían dudado de su honor, se lo recriminó fuertemente. "Carmen me ha metido en un lío" declaraba el colaborador, visiblemente molesto.

Kiko Hernández se había enfadado con ella. Fuente: (Telecinco)

Al percatarse de la situación, Carmen se quebró por completo, llorando desconsoladamente y temblando sin cesar. "Sabía que este enfrentamiento sucedería" afirmaba ante los compañeros que se acercaban a su lugar a calmarla. "Confié plenamente en él, igual que sigo confiando hoy hasta que se demuestre lo contrario. Ayer lo acusé sin saber", explicaba.

Carmen no lograba calmarse ante la discusión. Fuente: (Telecinco)

Para finalizar, aún sin recuperar del todo la compostura, Carmen ha pedido disculpas públicamente, intentando zanjar la situación. "Esto me duele lo más grande. Me duele más por ti que por mí. Cuando me cuentan esto yo me siento atacada. Tú piensas que yo he arremetido contra ti, pero no he arremetido contra ti", concluía, algo más calmada.

Otras Noticias