Iñaki Urdangarin

La verdad sobre la separación de la infanta Cristina e Iñaki Urdangarin

La distancia emocional entre ambos era palpable tres años atrás.
miércoles, 26 de enero de 2022 · 12:22

El lunes 24 de enero, luego del escándalo que se disparó después de que se difundieran las fotografías en las que se ve Iñaki Urdangarin (54) paseando de la mano con otra mujer que no era la infanta Cristina (56), se emitía un comunicado en el ambos hablaban sobre el futuro de su relación: “De común acuerdo, hemos decidido interrumpir nuestra relación matrimonial. El compromiso con nuestros hijos permanece intacto. Dado que es una decisión de ámbito privado, pedimos el máximo respeto a todos los que nos rodean".

Portada de Lecturas. Fuente: (Instagram)

Todo este embrollo tomó por sorpresa a gran parte del público español, que tenia al matrimonio como ejemplo de unión y fortaleza. No obstante, parecería que el ex jugador de balonmano y la hermana del rey Felipe, de manera implícita, ya habían tomado la decisión de tener sus vidas separadas mucho antes. Así lo sostiene Pilar Eyre en su último blog de Lecturas.

Iñaki Urdangarin y la infanta Cristina. Fuente: (Instagram)

Según la periodista, el distanciamiento entre Cristina e Iñaki puede rastrearse hasta casi tres años atrás. En 2018, Urdangarin fue ingresado en la prisión de Brieva por malversación y fraude. Este hecho marcó el quiebre en la relación con su esposa. Si bien la infanta iba a visitarlo dos veces a la semana, no hubo nunca ni una imagen, cuando sí se fotografiaban las visitas de las hermanas y los hijos.

Iñaki Urdangarin saliendo de prisión. Fuente: (Instagram)

En esas fechas, la madrileña consultó con un letrado especializado en divorcios, pero la repercusión mediática que tuvo su accionar le hizo entender lo antiestético que resultaría separarse de su marido con este estando encarcelado y dio marcha atrás, obligando al abogado del deportista a desmentir la situación en la puerta de su despacho.

La infanta Cristina. Fuente: (Instagram)

A partir de la excarcelación de Iñaki, todo indicaba que habían seguido adelante con la idea de su separación: que la infanta continuara viviendo en Ginebra sin ninguna necesidad, sus escasas visitas a Vitoria, siempre ampliamente publicitadas para dar una apariencia de normalidad. Es así como es obvio que la totalidad de la familia sabía sobre el distanciamiento, asegura Pilar.

Iñaki Urdangarin junto a su hijo Pablo. Fuente: (Instagram)

Como última prueba, Eyre señala el cumpleaños N°54 de Urdangarin el pasado 15 de enero. Los medios apuntaron que el vasco se encontraba en Vitoria festejándolo con su esposa. No obstante, estaban equivocados. Ese día, el deportista estaba esquiando en el Valle de Arán. Sin la infanta.

Iñaki Urdangarin esquiando. Fuente: (Instagram)

Con su viejo anorak gris, sin ocultar su rostro –como solía hacer estos últimos años para evitar que lo reconocieran e insultaran–, Iñaki pudo verse compartiendo una divertida jornada con su hijo Miguel, su hija Irene y otro chico imposible de identificar, ya que iba con gafas y casco. Una última celebración en paz antes de que se desatara la tormenta mediática.

Otras Noticias