JOSÉ ORTEGA CANO

José Ortega Cano deja en el olvido a Ana María Aldón

El diestro ya no llora por su exesposa.
martes, 22 de noviembre de 2022 · 14:48

En el marco de la celebración de los 45 años de Ana María Aldón, todas las miradas estuvieron puestas también en su expareja, José Ortega Caño. Es que todos los colaboradores fueron en búsqueda del diestro para saber cómo llevaba a cabo este día tan especial para la madre de su hijo. Sin embargo, tras los escándalos mediáticos por su ruptura sentimental, ambos decidieron tomar caminos distintos, aunque, por curiosidad, ambos estuvieron de fiesta el mismo día.

José Ortega Cano deja en el olvido a Ana María Aldón
José Ortega Cano deja en el olvido a Ana María Aldón. Fuente: (Instagram)

"Este es el último cumpleaños que celebro junto a mi marido y mi hijo, en la misma casa y como una familia, aunque yo ya tengo asumido que nos separamos, me duele escuchárselo decir a él", dijo el rostro de Mediaset en el plató de ´Fiesta´. Para dejarla tranquila, José Ortega Cano decidió abandonar la residencia conyugal y reunirse con amigos queridos por él. Es así que visitó un sofisticado restaurante denominado La Giralda en la ciudad de Madrid. 

El diestro ya no llora por su exesposa.
Se filtraron imágenes que evidencian el olvido de José Ortega Cano. Fuente: (Instagram)

El sitio en cuestión se trató de una taberna taurina donde José Ortega Campos degustó tradicionales platos de la gastronomía de Andalucía. Las imágenes que salieron a la luz lo enseñan sonriente junto al maitre y al mozo que lo atendió. Asimismo, en un momento de la sobremesa, el torero comenzó a bailar flamenco al son del aliento de los allí presentes. La música, que sonaba en vivo, estaba a cargo de la vocalista Isabel Luna. La misma inspiró al padre de Gloria Camila, José Fernando y José María, para colocar su chaqueta en posición para dar pasos taurinos.

José Ortega Cano deja en el olvido a Ana María Aldón
El diestro ya no llora por su exesposa. Fuente: (Instagram)

José Ortega Cano también zapateó junto a la cantante de la velada, quien luego de finalizar su performances se fundió en un cariñoso abrazo de agradecimiento. De esta manera, como todo un caballero, respetó el momento de alegría de Ana María Aldón y dejó que la dama tuviera un día festivo, en una clara búsqueda por no opacar su día especial. Al fin los mediáticos pusieron un manto de piedad en una ocasión que casi por casualidad marca un renacimiento por parte de la oriunda de Barrameda, que ya cuenta con una serie de alhajas que ofician de amuleto.

Otras Noticias