REINA SOFÍA

El motivo secreto por el que la reina Sofía nunca se divorció de don Juan Carlos

La madre de Felipe VI lo pensó en más de una oportunidad.
viernes, 30 de septiembre de 2022 · 10:50

Este año se cumplió el 60 aniversario de bodas de doña Sofía y don Juan Carlos I. Tristemente, el matrimonio se encuentra en las antípodas de lo que sería una buena vida en pareja. Tras decenas de escándalos, los reyes eméritos terminaron separados, aunque no oficialmente. A continuación te desvelamos por qué nunca se divorció la madre de Felipe VI de su esposo.  

Reina Sofía
La reina Sofía y una decisión que jamás se aventuró a tomar. Fuente: (Twitter)

Con ánimos de mantener la pareja en lo más alto de las monarquías europeas, Sofía y Juan Carlos siempre intentaron presentar un ejemplo de reinado, historia y poderío entre sus pares, además de quedar ante el mundo como una buena familia. Con el diario del día después, sabemos que el emérito engañó en más de una oportunidad a su esposa, hasta el punto de humillarla públicamente. A pesar de todo, el vínculo nunca llegó a fracturarse del todo. ¿Por qué? 

Reina Sofía
La reina Sofía nunca logró separarse por completo de Juan Carlos I. Fuente: (Twitter)

Cabe destacar que uno de los momentos más angustiantes para Sofía fue el día que asistió de sorpresa al palacio de La Encomienda de Mudela, en Ciudad Real, en 1975, con el objetivo de darle una sorpresa a Juan Carlos llevando a sus pequeños hijos para aprovechar una jornada en familia. Al llegar, y mientras los príncipes jugaban en el jardín, la emérita ingresó a la vivienda para invitar a su marido a salir un momento. Fue en ese instante que, según la prensa, la madre de Felipe VI habría salido de inmediato y con el rostro enfurecido, ya que el rey habría estado con otra dama

Reina Sofía
La reina Sofía siempre padeció la presión de ser una monarca. Fuente: (Twitter)

Lo cierto es que quien ha puesto ímpetu en que el divorcio nunca llegara a concretarse ha sido la reina Federica de Grecia, la madre de doña Sofía. En los años 60, mucho después de la boda real, la pareja del rey Juan Carlos le advirtió a su retoño que nunca debería abandonar de manera legal a su marido. En primera medida porque el casamiento era para nunca separarse de la otra persona. Y en segundo lugar porque debería devolver los dotes griegos a la reciente república griega. De este modo, los eméritos jamás optaron por romper de manera oficial y es por ello que actualmente uno vive en el exilio y la otra aprovecha los aposentos reales junto a Felipe VI

Otras Noticias