Sábado 13 de Enero 2024
CHARLÈNE DE MÓNACO

El analizis de los gestos de Charlène de Mónaco hacia Alberto

La princesa ha sido objeto de atención desde sus comienzos en la realeza.

Charlène de Mónaco. Fuente: (Twitter)
Escrito en MUNDO IBERO el

La vida real no siempre es un cuento de hadas, y los gestos de desprecio de Charlène de Mónaco han sido objeto de atención desde el principio de su vida en la realeza. Desde su matrimonio con Alberto de Mónaco, la princesa ha sido el centro de numerosos comentarios y especulaciones sobre su actitud y lazos familiares.

Charlène y Alberto de Mónaco. Fuente: (Twitter)

Uno de los momentos más recordados es su boda con Alberto, que debería haber sido un día de felicidad. Sin embargo, su rostro reflejaba seriedad, tristeza e incluso lágrimas, generando preguntas sobre su nivel de compromiso con el enlace. Este día emblemático marcó una tendencia de gestos más serios y distantes en eventos públicos.

Charlène y Alberto de Mónaco, en el día de su boda. Fuente: (Twitter)

Los gestos de desprecio de Charlène no se limitan a su vínculo con Alberto. En eventos públicos, ha dejado en evidencia una actitud distante y una falta de entusiasmo hacia su esposo. Estos comportamientos han alimentado rumores de crisis matrimoniales, a pesar de los intentos de la pareja de desmentirlos. La princesa ha sido objeto de interpretaciones contradictorias debido a su lenguaje corporal y expresiones faciales.

Charlène y Carolina de Mónaco. Fuente: (Twitter)

La ausencia en eventos significativos de la familia real monegasca, como el Baile de la Rosa, también ha sido notoria. Estas decisiones han eclipsado la presencia de la familia en tales ocasiones y han contribuido a la especulación sobre el vínculo de Charlène con otros miembros de la realeza, incluida la supuesta tensión con Carolina de Mónaco.

Charlène y Estefanía de Mónaco. Fuente: (Twitter)

Los lazos entre Charlène y sus cuñadas, Carolina y Estefanía, también han estado marcadas por gestos fríos y miradas distantes en eventos públicos. La interacción limitada y la falta de complicidad han alimentado la percepción de tensiones dentro de la familia real.

Charlène y Alberto de Mónaco, con sus hijos Jacques y Gabrielle. Fuente: (Twitter)

Otro aspecto destacado es el vínculo de Charlène con los hijos mayores de Alberto. Aunque se lleva bien con Jazmín y Alexandre, nunca ha posado con ellos en apariciones públicas conjuntas. Esta actitud ha generado especulaciones sobre la dinámica familiar y ha agregado más capítulos a la narrativa de la vida real de Charlene de Mónaco, donde los gestos cuentan historias más allá de las palabras.

Suscríbete a nuestro canal de Google Noticias