Lunes 15 de Enero 2024
LETIZIA

Cómo conseguir los brazos de la reina Letizia

La rutina ideal para lograr firmeza en los brazos.

Reina Letizia. Fuente: (Twitter)
Escrito en MUNDO IBERO el

Como bien hemos mencionado en muchas oportunidades aquí, el ejercicio es de vital importancia para mantenernos activos y en forma en el transcurso de nuestras vidas. También sabemos que, pasada determinada edad, el metabolismo empieza a ser más lento, mientras que los músculos pierden tono y firmeza. Pero a no desesperarse que con constancia y ejercicios se pueden revertir estas cosas, es por ello que os dejamos los secretos para lucir los brazos impecables como los de la reina Letizia.

Ideales para mantener la firmeza. Fuente: (Twitter)

En primera instancia debemos revisar la alimentación, y es que lucir unos brazos dignos de su alteza real dependerá de los alimentos que ingieras. Los brazos, junto al interior de los muslos, son una de las partes de tu cuerpo más sensibles a las pérdidas y ganancias de peso, por lo que para evitar la aparición de la distensión es importante seguir una alimentación saludable y equilibrada.

Una alimentación equilibrada es la clave. Fuente: (Twitter)

A ello le debemos sumar una rutina diaria de cuidado con cosméticos. Para ello lo ideal es utilizar productos que contengan activos reafirmantes y tensores, como colágeno o ácido hialurónico. Además de cremas hidratantes, los aceites corporales específicos que hay en el mercado también son muy eficaces. La forma correcta de aplicar estos productos en los brazos es realizando masajes ascendentes para que el activo llegue mejor a cumplir su función.

Muchos ejercicios puedes hacerlos desde tu hogar. Fuente: (Twitter)

Los ejercicios de la reina Letizia

Otro consejo que se puede dar para lucir los brazos como la reina Letizia son los ejercicios específicos. Puedes hacerlo con actividades que realizas diariamente que ejercitan tus brazos sin que apenas te des cuenta. Por ejemplo, el hábito de contraer los músculos cuando estás leyendo o trabajando en el ordenador. También cuando vayas a la compra, intenta llevarla en peso compensado en ambos brazos, eso sí, sin obligarte mucho y sin hacerte daño en la espalda.

Para no perderte ninguna novedad, síguenos en Google Noticias