Martes 17 de Enero 2023
CARLOS III

Las excentricidades del Rey Carlos III

Las mismas ponen al descubierto la verdadera personalidad del Rey de Inglaterra.

Carlos III. Fuente: (Twitter)
Escrito en REALEZA el

La casa Real Británica ha atravesado momentos muy difíciles tras la pérdida de la reina Isabel II. Al respecto, su hijo, Carlos III se pronunciaba para despedir a la soberana, con mucha tristeza. Tras este acontecimiento, y tras unos meses de reinado del monarca, te contamos algunas de las excentricidades que posee, dejando en evidencia su verdadera personalidad.

Carlos III asumió el reinado de Inglaterra y se conocieron diversas manías. Fuente: (Twitter)

Primero, es preciso destacar que el padre de Guillermo y Harry, con 74 años de edad, tiene varias manías, y una de ellas, la pudimos ver el día de su ascenso, cuando se quejó por el poco espacio que había en el despacho al momento de firmar los papeles. Pero eso no es todo, Carlos III a los días de su ascensión volvió a hacer un desplante cuando se manchó las manos con la tinta de un bolígrafo. Aparentemente hay varias cosas que le molestan al rey.

Se conoce la verdadera personalidad del Rey Carlos III. Fuente: (Twitter)

Otra de las cosas que podemos destacar de Carlos III, esposo de Camilla Parker Bowles, es, según describió Clarense House, que es el ‘príncipe mimado’, debido a las exigencias que siempre le demanda a su equipo de trabajo. Por otro lado, el periodista Christopher Andersen, ha declarado que el rey siempre viaja con un osito de peluche de su infancia. Además, cuando sale de viaje lleva su propio asiento de inodoro y sus rollos de papel higiénico, según pudo informar su antiguo mayordomo.

Carlos III  tiene diversas excentricidades que les hace cumplir a sus colaboradores. Fuente: (Instagram)

A su vez, según pudo establecer ‘The New York Post’, Carlos III exige a sus colaboradores que le planchen los cordones de sus zapatos y que le pongan la pasta de dientes en el cepillo, todas las mañanas, con una cantidad exacta todas las veces. En conclusión, estas son algunas de las excentricidades o manías que el rey de Inglaterra tiene y que sus empleados deben cumplir.