Ernesto de Hannover

Así es la verdadera relación de Ernesto de Hanoover con su hija Alexandra

Los detalles de la relación del príncipe alemán con la hija menor de Carolina de Mónaco.
domingo, 24 de octubre de 2021 · 10:43

Durante gran parte de su vida, Alexandra de Hannover ha estado refugiada de los medios. Sin embargo, en los últimos años, ha logrado atraer la atención de todos y ser uno de los centros mediáticos del principado y con toda la razón: es la hija menor de la elegantísima princesa de Hannover, Carolina de Mónaco, y del polémico Ernesto de Hannover, a quien hemos visto paseando por las calles de Madrid.

Alexandra de Hannover. Fuente: (Twitter)

Tras crecer, Alexandra de Hannover ha estado presente en actos públicos, mientras es fotografiada con su hermanastra Carlota Casiraghi, junto al príncipe Alberto e, incluso, con Gareth Wittstock, el hermano de Charlène. No obstante, se abre una gran incógnita al no verla nunca junto a su padre Ernesto de Hannover.

Alexandra junto a su padre Ernesto y Carolina de Mónaco. Fuente: (Twitter)

El hecho de no aparecer juntos se torna extraño sobre todo cuando Carolina de Mónaco y Ernesto de Hannover se unieron, tras el nacimiento de Alexandra. Fue en ese momento, enero de 1999, en el que la royal se transformó en princesa consorte de Hannover, con los hijos de la pareja como testigos, sumado a la presencia del príncipe Rainero y su hermana, la princesa Antoinette Grimaldi y el príncipe Alberto.

Carolina de Mónaco y Ernesto de Hannover. Fuente: (Twitter)

Diez años más tarde el matrimonio dio las últimas muestras de que no funcionaba la relación, por lo que en 2009 Carolina de Mónaco y Ernesto de Hannover decidieron separarse, pero no divorciarse, mientras en el medio quedaba Alexandra. Ahora, unos años después todo indica que la relación entre padre e hija es atípica. El príncipe de Hannover no pudo manejar la situación mediática que se desplegó tras la muerte del padre de la princesa de Mónaco. Ella asumió el papel de primera dama en Mónaco, mientras el príncipe Alberto aún vivía su soltería. A esto se le sumó la desesperante persecución de los paparazzis en sus noches de copas eternas y a quienes terminó agrediendo.

Alexandra junto a su novio y su hermanastro Ernesto Augusto, con el que su padre no se habla. Fuente: (Twitter)

Carolina de Mónaco nunca pensó en abandonar su país y matriculó a su hija en colegio de Mónaco. Esta decisión precipitó el alejamiento del príncipe de Hannover, quien se dedico a recorrer el mundo con mujeres solteras y más jóvenes que la princesa de Mónaco, renunciando a su hija más pequeña. Por mucho tiempo circuló el rumor de que Rainiero había dejado condiciones claras para el matrimonio: si tenían hijos juntos y se separaban, los niños se quedarían en Mónaco con su madre o con el propio Rainiero. Ernesto no se lleva muy bien con sus otros hijos, solo lo hemos podido ver junto a Cristian, quien está radicado en Madrid.

Alexandra en los hombros de su padre. Fuente: (Twitter)

Alexandra creció alejada totalmente de su padre y ha sido muy cercana a Carlota Casiraghi. Incluso, tras su decisión de convertirse al catolicismo, en 2018, renunció a su herencia paterna, lo que la unió mucho más a su madre. Sin embargo, se sabe que su relación con sus hermanastros es buena y que se reúne con su padre al menos una vez al año. Su vínculo atípico es por la poca frecuencia con la que ve a su padre, lo que no significa que no le aprecie. De hecho, la princesa mostró su preocupación cuando Ernesto de Hannover estuvo sufriendo sus peores dolencias a causa del cáncer. Falta ver cómo continuan las cosas, ahora que el alemán tiene una razón para quedarse en Madrid, ahora que ha conocido un nuevo amor.

Otras Noticias